tropical hardwood timber
exotic hardwood lumber products
 tropical hardwood timber

El Boque Tropical –tesoro nacional abusado.

exotic hardwood lumber products

El Bosque después del Félix

exotic hardwood timber

Deforestació Agrícola

Nicaragua

Nicaragua se localiza estratégicamente en el corazón de las Américas. Está ubicada en el centro del Itsmo Centroamericano que crea un puente entre Norte América y Sudamérica. Bordeada por costas al este y oeste por los océanos Atlántico y Pacífico respectivamente; al norte limita con Honduras y al Sur con Costa Rica. Es el país más grande de Centro América con una extensión territorial aproximada de 130,600 kilómetros cuadrados.

Esta ubicación privilegiada, con sólo dos horas y treinta minutos por aire o tres días por mar desde Estados Unidos, facilita el acceso al mercado más grande del mundo. Su ubicación y costo de su estructura también posiciona a Nicaragua como la plataforma ideal para la exportación a importantes mercados como México, Centro y Sudamérica.

Nicaragua es un país con bellos paisajes naturales. Ofrece playas vírgenes en el océano Pacífico y a lo largo de la costa del Caribe, una increíble cadena volcánica, el lago más grande de Centro América, nubli-selvas en la región norte y mágicas ciudades coloniales en la región Pacífica al oeste de Nicaragua. Granada, la ciudad más antigua del continente Americano, es una combinación ecléctica entre lo viejo y lo nuevo. La combinación de la belleza natural y su intrigante historia hace de Nicaragua un destino único en las Américas.

Nicaragua también ofrece abundantes recursos naturales, una productiva mano de obra competitiva y generosas leyes de incentivos para la inversión. Nicaragua es un país muy seguro: ostenta la taza de delincuencia más baja en Centro América y entre la más bajas en el hemisferio occidental.

Historia del Bosque en Nicaragua

En 1950 la organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en Inglés) produjo el primer reporte serio sobre los Recursos de Bosque en Nicaragua. La FAO reportó que Nicaragua tenía 6.5 millones de hectáreas cubiertas por bosque, lo que representaba 47% de su territorio nacional. La FAO también reportó que la superficie cultivada en Nicaragua ascendía a sólo 958,000 hectáreas, o el 7% del territorio nacional.

Cincuenta años después en el 2000 un estudio hecho por el Gobierno de Nicaragua calculó que el área forestal se había reducido a 3.2 millones de hectáreas. Durante el mismo período la superficie agricola había incrementado de un 7% a más de 36% del territorio nacional. En 50 años Nicaragua había perdido más de 47% de su bosque. Dos principales fuerzas cuasaron este drástico cambio en el bosque Nicaragüense, políticas de reforma agraria e industria maderera sin regulaciones.

Prácticas de reformas agrarias redistribuyeron tierra a soldados y campesinos que generalmente limpiaban la tierra para cultivar arroz, frijol o para ganado. Desafortunadamente mucha de ésta tierra era inapropiada para la agricultura. La política hizo muy poco para aliviar la pobreza, pero se convirtió en un gran factor de desastre ambiental que involucró deforestación a gran escala. Quizás el mayor factor fue la industria forestal sin regulaciones que esencialmente operó sin controles gubernamentales o responsabilidad ecológica. Nicaragua poseía el bosque tropical más grande al norte del Amazonas rico en Caoba del Atlántico, Cedro Español y otras maderas preciosas. Millones de acres fueron barridos anualmente y la madera enviada al exterior para satisfacer la demanda mundial de éstas maderas especiales. Poco de éstas ganancias u otro beneficio económico quedó en Nicaragua.

Todo empezó a cambiar a finales de los 90's. Nicaragua promulgó su primera moratoria forestal en 1997 y estableció una agencia de regulación (INAFOR) en 1998. Por años los esfuerzos de regulación fueron esencialmente inefectivos y sin fondos. La explotación forestal continuó. En el 2003 INAFOR fue reestructurada y recibió fondos adicionales. Finalmente, el 3 de mayo del 2006, el presidente de Nicaragua declaró estado de emergencia económica, instituyó una nueva moratoria en cuatro regiones y empleó al ejército de Nicaragua y la Policía Nacional para imponer las leyes forestales. Dieciseis meses después, Huracán Félix entró a la RAAN y dejó un millones de acres de bosque en el suelo.

La situación actual en Nicaragua es bastante diferente a los años de explotación forestal. El gobierno hace cumplir activamente las leyes forestales y todavía impone la moratoria en partes del país. Planes de Reforestación son requeridos en todas las prácticas forestales. Puestos de Control del gobierno detienen todos los camiones e inspecciona en busca de madera ilegal. Los productos forestales no son movidos sin permisos cedidos por el INAFOR. Compañías ilegales han cerrado. Las regulaciones previenen la exportación de madera que no ha sido procesada en Nicaragua. Este clima de negocio favorece a compañías con prácticas sostenibles y con buenas relaciones con el gobierno.

El chance de que ocurriera Félix, en el momento cuando las prácticas de explotación habían sido confrontadas, ha producido una rara oportunidad que durará unos 4-6 años. La madera en el suelo debe de ser recogida o será perdida. El gobierno de Nicaragua sólo concederá permisos de recolección a compañías que reforesten y cumplan con las nuevas regulaciones forestales. Maderas Sostenibles está comprometida con la reforestación de la zona del huracán y ha establecido las relaciones necesarias para recolectar la madera del huracán por los próximos 4 - 6 años.